Historia de un bebé con mocos

Historia de un bebé con mocos

Juan tiene 2 meses, siempre ha roncado, "desde que nació" dice Sonia (su madre). Ahora está resfriado, tiene muchos mocos, se le sienten, no le dejan tomar el biberón y si lo fuerzan a comer finalmente vomita.

El pediatra lo ha visitado y como no tiene fiebre, va ganando peso y la auscultación es normal dice que no hay mucho más que hacer que esperar a que haga su curso y vigilar que no empeore.

Viene a nuestra consulta, una vecina le explicó lo que hacemos, después de hacer una valoración con una exploración completa decidimos hacer un vapor con agua de mar y enseñar una correcta higiene nasal.

Una vez en casa en Juan hace un vómito de moco y se queda tranquilo, duerme casi toda la noche. Al día siguiente está bastante mejor menos congestionado aunque todavía se le sienten los mocos.

Repetimos el tratamiento al cabo de dos días para terminar de limpiar y recomendamos repetirlo al cabo de una semana.

Lo que parecía que no tendría final se resuelve. Ahora hay que mantener la nariz bien limpio para prevenir nuevas infecciones.

Los comentarios están cerrados.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar