Dolor de garganta por la Dra. Laura Foj

DOLOR DE GARGANTA

El dolor de garganta suele ser causado por una inflamación desencadenada por diferentes circunstancias como son infecciones, quemaduras, humo del tabaco, y alergias, entre otros. Por lo tanto, podemos decir que el dolor de garganta es un síntoma secundario a un proceso inflamatorio y hay que saber cuál es la causa para tratarla.

¿Cuáles son las causas de dolor de garganta?

Las causas varían según la edad.

Generalmente, en bebés y niños de edad preescolar, la causa más frecuente de dolor de garganta es una infección por un virus. Este tipo de infecciones se pueden acompañar de fiebre leve y autolimitan a tres y cinco días. En estos casos hay que aplicar medidas generales y analgésicos (bajo supervisión y prescripción médica) como tratamiento.

En niños mayores jóvenes y adultos, las causas más frecuentes son la amigdalitis, la faringitis y las alergias.

La amigdalitis es una inflamación de las glándulas amígdalas, situadas en la parte posterior de la garganta, causada por una infección vírica o bacteriana, y que produce dolor como síntoma principal así como dificultad para tragar.

Si la infección es por virus habrá que seguir las medidas generales para controlar el dolor con analgésicos o antiinflamatorios.

Si la infección es causada por bacterias (el más común es el estreptococo) habrá visita del médico y la prescripción de antibióticos.

 

REMEDIOS NATURALES QUE NOS PUEDEN AYUDAR PARA EL DOLOR DE CUELLO

- Infusión de tomillo, miel y limón:

Preparar una infusión con 2 cucharadas de tomillo por litro de agua y dejar hervir 10 min. Dejar enfriar, añadir 2 cucharadas de miel. Reservar e ir bebiendo durante el día, en el momento de beberlo añadir un chorro de zumo de limón.

Buen antiséptico, cicatrizante y suavizante.

- Gárgaras con agua de mar:

Preparar un vaso de agua de mar isotónica (1 parte agua de mar y 3 partes de agua mineral). Hacer gárgaras 3 o 4 veces al día manteniendo unos segundos el agua en contacto con la garganta. Después tragarlo o tirarlo.

Buen antiinflamatorio y antiséptico.

- Aceites esenciales:

El aceite esencial de mejorana (orégano en castellano) quimiotipo tuyanol tiene propiedades antibacterianas y antivirales de amplio espectro. Además, estimula la producción de anticuerpos importantes en la defensa de las mucosas frente a patógenos invasores. Para tratar una amigdalitis, lo podemos diluir con un poco de miel para suavizar su sabor, e ingerir 4 gotas 4 veces el primer día, y 3 gotas, 3 veces al día a partir del segundo día. La vía oral está contraindicada en menores de 6 años, embarazo y lactancia pero se puede emplear la vía tópica mezclado con un aceite vegetal como el aceite de almendras dulces y aplicarlo en el cuello y ganglios inflamados 4-5 veces al día hasta notar mejoría.

Prevención amigdalitis:

Una buena manera de prevenir el dolor de garganta es con unos hábitos de vida saludables como por ejemplo una dieta equilibrada, con fuerza fruta y verdura para dotar al organismo de una buena dosis de vitamina C y reforzar de este modo el sistema inmunitario. Dormir 7-8 horas cada día, evitar el tabaco, ir bien abrigados cuando hace frío también son medidas que pueden ayudar a prevenir el dolor de garganta.

 

COMO PODEMOS AYUDARTE A RESPIRA:

A Respira hacemos prevención y tratamiento del dolor de garganta y otras afecciones mediante el agua de mar inhalada.

La prevención se puede realizar una vez al mes, durante los meses de otoño e invierno con un vapor de agua de mar.

La inhalación de agua de mar a través de un vapor caliente desinflama y suaviza la garganta, ya que el agua de mar tiene una acción enzimática que ayuda al buen funcionamiento del sistema inmunológico; además, es antibiótica y es capaz de regenerar la mucosa.

También puede estar indicada la aplicación de una pipeta (nebulización) para llegar a zonas más profundas del aparato respiratorio.

 

Dra Laura Foj

 

Los comentarios están cerrados.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar